“Me animé a entrar a la escuela con el reto de poder leer solita la Biblia.”


María Luisa Paredes Duran


Esa fue mi principal motivación para comenzar a estudiar y terminar la primaria.

Mi nombre es María Luisa Paredes Duran, me gusta que me digan Luisa y vivo en el municipio de Muna, Yucatán, donde me dedico desde hace muchos años a la venta de antojitos regionales, como tamalitos.

Les cuento que tuve una niñez muy feliz, cuidando a mis hermanitos y ayudándole a mi mamá en casa. La verdad nunca creí que podría tener estudios, porque desde chica mi mamá y abuela me enseñaron las labores del hogar, fue por eso que solo estudié hasta el 3° grado de primaria y me tuve que salir para seguir ayudando a mi mamá.

Una de mis clientecitas, era maestra y fue la que me dijo de un programa de gobierno, para que gente de mi edad, más grandes y más chicos pudieran tomar clases, aprender y terminar la primaria.


En 2018 cuando me enteré del programa, fui a inscribirme a la plaza comunitaria (Leopoldo Arana Cabrera del Instituto para la Educación de Adultos del estado, IEAEY), donde junto a 29 personas más, tomé clases de español y matemáticas durante 3 años teniendo que esforzarme día a día con tareas y estudio después de terminar mis tamalitos, todo ese tiempo tuve la ayuda de Paula mi asesora, sin ella hubiéra sido más difícil aprender a leer y escribir.

Antes, mis nietos y mi hijo me ayudaban a leer la Biblia, ¡ahora yo me acerco a ellos cuando hacen su tarea y le entiendo! Es una gran oportunidad que nos brindan a los viejitos como yo.

Puedo decirles que nunca es tarde para aprender, a mis 70 años, acudir a esta escuela ha cambiado mi vida y ahora actividades como leer, hacer el mandado y otras cosasitas han sido más fáciles desde que estudio.

Ahorita, estoy leyendo los evangelios, en específico el de “San Lucas” y cuando termine la Biblia, leeré “los cantos de adoración a la virgen”.

A mis 70 años puedo decirles que nunca es tarde para aprender, pero es mejor estudiar a tiempo porque es necesario. Acudir a esta escuela me ha cambiado la vida, ahora actividades como leer, hacer el mandado y otras cosas han sido más fácil desde que terminé mis estudios.